Hay muchos gestos que, sin querer, pueden arruinar tu melena. Desde un mal cepillado a un lavado de pelo excesivo con los productos inadecuados, a pasarte con las herramientas térmicas o de calor y quemar la fibra capilar… Por eso, es esencial apostar por un buen secador o styler que mantenga tu pelo sano, un champú sin sulfatos o que cuide tu melena y cortar las puntas de tu melena además de hacerte tratamientos que la mimen por dentro y fuera del salón. Estos son los errores que pueden arruinar tu melena y no lo sabías pero que puedes evitar. Leer

LEAVE A REPLY