STREET STYLE IN BUENOS AIRES

Placer, pasión y trabajo, así se define la moda en las calles de Buenos Aires.

0
275

Se puede observar un mapa ampliado de la moda en el vestuario de las Argentinas.

Femeninas, elegantes y sobrias sin dejar de ser modernas; buscan elegir prendas de buena calidad, sin escoger pieles verdaderas.

Se las puede calificar como conservadoras, con un toque sexy y rockero en su look.

 Estando al tanto de las tendencias de Europa.

La paleta de colores de moda, es la elegida en las amplias prendas en estampados de distintas texturas y colores; como el negro, rojo, blanco, naranja, los derivados del tierra, flúor, metalizados y animal print, son un claro reflejo de la dedicación y amor que tienen por la moda.

Los jeans con roturas, o lisos, chupines, boyfriend, son los imprescindibles a la hora preferir el atuendo; por su comodidad, textura y calidad, es el más seleccionado en el día y la noche, para trabajar o simplemente ir de paseo.

Otra prenda que se reproduce, sin distinción de edad, ni estilo, usualmente usada en todas las épocas por milleniums; son las zapatillas, Ninguna mujer le presenta resistencia.

No pasan de moda y se multiplican por todos los rincones, con miles de hipótesis para poder explicar el fenómeno en tendencia en estos tiempos en las calles.

Ningún zapato se observa tanto en Buenos Aires; únicas e incomparables, sin tener competencia con cualquier calzado.

 En distintos modelos, texturas y confección; con plataforma o sin plataforma, de ocho, de diez, y hasta de doce centímetros de elevación.

De lona, eco cuero, con diversas estampa  de moda, son las telas más elegidas. No importa el material, suelen usarse en cualquier momento.

Este calzado sobrevive desde años pese a que hoy, en el mundo, la moda cambié más rápido que nunca.

Son muchísimas las mujeres que optan por ellas, hace tiempo que las plataformas con monovolumen son la reina única de Buenos Aires en todas las temporadas.

El “antes muerta que sencilla” cada vez se puede observar, que tiene menos peso en las vías públicas de La Ciudad.

  Por Karina Ramos